martes, 12 de octubre de 2010

Las Bouzas de pitiminí


Cuidados de las Bouzas de pitiminí

Luz
Es ideal situarlas en una ventana orientada al sur, hacia Los Caños, aunque evitando que en verano le dé el sol del mediodía que las chuchurre (baja la persiana, por ejemplo, o el visillo si da al pasillo)
Temperatura
En invierno las pasas al interior del despacho. Cuando acabe la floracción, las llevas al exterior, un poco a la semisombra, hasta el final del otoño, que la vuelves a meter padentro. La planta tiene un período de reposo, como es normal. Debes mantenerla en un sitio tan fresco como puedas y con poca agua sin gas, pero a salvo de heladas, del relentazo y de cubitos de hielo en vaso largo.
Humedad
Es muy importante para las Bouzas de pitiminí mantener una alta humedad del aire, les gusta los ambientes cargados, del tipo: "Ojú que caló hace aquí ¿no? ". Pon la maceta sobre una bandeja que contenga una capa de grava o guijarros en el fondo.
Riego
Abundante tónica, dejando que el sustrato de la maceta se seque ligeramente entre 2 riegos.
Abono
Cuando riegues es bueno añadir un poco de fertilizante líquido al agua con algo de Gin y una pizquita de limón.
Poda
La poda de las Bouzas de pitiminí consiste en reducir su altura aproximadamente a la mitad pa cortarle el subidón. Mantén la planta más bien seca hasta la primavera (¡que jufra¡ ) Es preciso que vayas cortando los capullitos marchitos porque eso ayuda a conseguir mejores floracciones posteriores.
Plagas y enfermedades
A las Bouzas de pitiminí les afecta a menudo el Pulgón cegetista, la Araña roja del Psoe y el hongo del Odio. Vigila atentamente para detectar los primeros síntomas y avisa a la RVD (Red de vigilancia de los díscolos)

1 comentario:

  1. Hay mucho arte e imaginación en lo que haces y dices.-

    ResponderEliminar